Interesante movimiento el que ha realizado, de forma un tanto inesperada, el rey de la web, es decir, Google.

Sin duda alguna este no era uno de los principales chismorreos de la red, seguro a todos nos sonaba bastante más el famoso sistema operativo de Google, o el esperado G-Phone, pero Google ha decidido dar la campanada con un nuevo navegador, con el curioso nombre Chrome.

Este movimiento me ha resultado por completo inesperado, y es que hasta la fecha Firefox se había erigido como el hijo predilecto de Google, y ahora Chrome podría ser el verdugo de nuestro querido Firefox. Se me ocurren un par de ideas que podrían explicar este movimiento.

  1. Los accionistas de Google se han cansado de seguir regalando dinero a Firefox a través de su barra de búsquedas, y han decidido que ese mismo dinero puede ingresar directamente a sus arcas lanzando su propio navegador. Esto implicaría una lenta pero inevitable muerte para Firefox.
  2. Después de varios años intentando destronar al hegemónico Internet Explorer han decidido que diversificar productos puede permitirles mejorar la cuota de mercado, o mejor dicho, restar cuota a Explorer.
  3. Si nos fiamos de Google la respuesta pasaría por la necesidad de un nuevo concepto de navegador que permita un acceso más fluido a las archiconocidas, pero no extendidas, aplicaciones de Google: maps, docs, etc.

Me temo que el final aún no está escrito, así que tendremos que ser pacientes y seguir la evolución de la web. Por mi parte sigo dándole un poco al Eurodipity, que mañana es la final.

Artículos relacionados:
>> Problemas con blogger = Penalización en Google
>> Google Docs como herramienta de organización
>> Cambio de divisas con Gadgets de Google
>> Llegan los universos de Netvibes
>> Preparando las vacaciones de verano
>> Blog Pro Evolution Soccer